El rojo en tu piel no está de moda. Mantén a raya las rojeces de tu rostro (Parte I)

¿Quién no se ha sonrojado alguna vez? Este es un estímulo que se produce como consecuencia de una respuesta emocional intensa.

En ese momento, tus mejillas adquieren un color rojizo, acompañado de una sensación de calor. Eso se debe a la vasodilatación transitoria de los vasos sanguíneos que están presentes en tu piel. No te preocupes que luego te lo contaremos ¡al detalle!

En otras ocasiones, debido a factores externos como cambios bruscos de temperatura, el tabaco, la contaminación, el uso de algunos productos o medicamentos… O debido a factores internos, como la dieta o tu tipo de piel, también pueden aparecer las rojeces en tu rostro.

Cuando estas se producen de forma temporal, no suele haber mayor inconveniente, pero cuando se convierte en algo habitual o permanente, ya es otra historia ¿verdad?

Llegados a este punto, se trata de un problema que no solo afecta a tu piel, sino que también lo hace a nivel emocional.

0 | 0 0 valoraciones
420
El rojo en tu piel no está de moda. Mantén a raya las rojeces de tu rostro (Parte I)
Compartir:

Hoy, en esta primera parte, te invitamos a conocer más de cerca tu piel y el por qué se producen dichas imperfecciones. Además, te presentamos todos los tipos de rojeces que pueden aparecer en tu rostro.

Y como sabemos que es un tema muy complejo, te hemos preparado una segunda parte, en la que te hablaremos de los factores que pueden desencadenarlas y cómo puedes prevenirlas o mitigarlas.

Eso sí, te prometemos que haremos todo lo posible para devolverle a tu piel su tono más natural y auténtico. Porque en iMstant nos importas, ¡tú y tu piel!

¿Estás dispuesta a dejar a un lado el rojo? Pues ¡acompáñanos!

Empecemos por el principio y veamos ¿cómo es tu piel?

Como seguramente sepas, la capa más externa de la piel es la epidemis, y su función principal es actuar como barrera protectora.

Su composición tiene mucho que ver con su funcionalidad, pues está formada principalmente por queratinocitos ensamblados en una matriz lipídica, formada por ceramidas, colesterol y ácidos grasos libres.

Así, evita que tu piel se deshidrate a la vez que la protege de agresiones externas.

Además, contiene células que regulan el sistema inmune (células de Langerhans), el nervioso (células de Merkel) y el pigmentario (melanocitos). ¡Una protección en toda regla! ¿A que sí?

La siguiente capa de la piel, la dermis, está compuesta principalmente por colágeno y elastina. También contiene terminaciones nerviosas, glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas, folículos pilosos y vasos sanguíneos.

Llegados a este punto de esta clase de biología, tienes que saber que, en el enrojecimiento de tu piel, los vasos sanguíneos tienen mucho que contarte. Y aunque no son el único motivo, sí que es uno de los principales.

Así que, dinos ¿quieres saber cómo se enrojece tu piel? Pues sigue leyendo.

¿Por qué motivos aparecen enrojeces mi piel?

Tu piel se ve afectada por distintos factores, que pueden ser externos como los cambios bruscos de temperatura, el tabaco, la contaminación, etc. O internos como el estrés, la alimentación, las características de tu piel, etc.

Por ejemplo, cuando ésta es sensible, reactiva, o incluso seca o grasa, su función barrera puede verse alterada con mayor facilidad. Eso supone un punto débil para su función protectora, y especialmente ante las agresiones externas.

Como ya has visto, en la piel tenemos vasos sanguíneos, cuya función es favorecer la circulación de la sangre, para que esta pueda mantener su temperatura y esté siempre bien nutrida.

Cuando se produce una alteración en la microcirculación de dichos vasos, debido a factores externos o internos, las paredes de sus capilares se vuelven más delgadas y poco resistentes.

Es decir, debido a su dilatación y contracción continuas, que dan lugar a procesos inflamatorios, los capilares son más frágiles y permeables, aumentando así el riesgo de que aparezcan las rojeces.

Esto suele ocurrir con mayor frecuencia en mejillas, nariz y mentón. Y cuando esta dilatación se convierte en permanente, da lugar a rojeces que no desaparecen con el tiempo, como por ejemplo los eritemas, la cuperosis o la rosácea.

En estos casos concretos, las pieles más blancas, finas y sensibles, no sólo están más predispuestas a presentarlas, sino que además suelen ser más visibles que en otros tipos de pieles.

Como ves, la vasodilatación es uno de los principales motivos, pero existen otros mecanismos que también pueden dar lugar al enrojecimiento de tu piel. Por ejemplo, su sensibilidad o reactividad, una irritación causada a una sustancia o por fricción, o como puede ser el caso de algunas enfermedades de la piel.

En el siguiente apartado verás más detalladamente los diferentes tipos de rojeces y sus características. ¿Te apetece? ¡Vamos a ello!

Tipos de rojeces en la piel

Como hemos visto, existen distintos motivos por los que tu piel puede presentar una rojez, y en ocasiones pueden ser puntuales, pero con el tiempo y sin un tratamiento adecuado pueden ir empeorando.

Por eso en casos persistentes o graves, es importante acudir a un dermatólogo para que dé un diagnóstico adecuado, y en caso necesario aplique el pertinente tratamiento médico.

Eso sí, como ya sabes, más vale prevenir que curar, y por ese motivo los productos cosmecéuticos, como los de iMstant, pueden ser un gran aliado protector con las molestas rojeces.

En el siguiente apartado te contaremos cómo podemos ayudarte, pero recuerda que, en la segunda entrega de este artículo, te desvelamos los factores desencadenantes de estas rojeces y además profundizaremos en cómo prevenirlas o mitigarlas.

Pero antes, ¿no crees que es importante conocer los diferentes tipos de rojeces y sus características? ¡Aquí tienes el listado!

  • Flushing o rubor: enrojecimiento transitorio de tu piel debido a emociones intensas o cambios de temperatura. Tienen poca duración y desaparecen fácilmente.
  • Telangiectasias: son pequeñas venas faciales, normalmente en las mejillas, en forma de filamentos ramificados. Para que nos entiendas, parecen pequeñas telarañas de color rojizo. Su presencia puede ser puntual, aunque como veremos pueden acabar siendo más permanentes.
  • Eritema (eritrosis): rojeces frecuentes en la frente, la nariz y las mejillas, que afectan especialmente a personas con la piel clara y sensible. Inicialmente se producen de forma ocasional, pero con el tiempo pueden llegar a ser permanentes.
  • Cuperosis: es un tipo de afección dermatológica que se peculiariza por presentar enrojecimiento y telangiectasas de forma continua. Es más habitual en mujeres que en hombres y suele tener un componente hereditario. Con el paso de los años (entre los 35-40) puede derivar en una rosácea, que como verás a continuación, es una problemática de mayor severidad. También existe la posibilidad de que sea producida por microorganismos, como Demodex folliculorum y Helicobacter pylori.
  • Rosácea: se trata de una enfermedad de la piel que consiste en brotes que presentan enrojecimiento y telangiectasias de forma permanente, junto con otros síntomas como pápulas y pústulas (granos parecidos al acné). En estos casos, la piel presenta una gran sensibilidad, quemazón, picores, etc. 
  • Eczema o dermatitis: es un proceso inflamatorio de la piel que deriva en una rojez o sarpullido, que produce picor. Además, la piel de esa zona se deshidrata con facilidad, empeorando así su aspecto. La dermatitis atópica, suele ser la más común, pero también puede que te suenen la dermatitis seborreica o la de contacto.
  • Otros: la piel sensible o reactiva, una reacción alérgica, la fotosensibilidad, la irritación, etc. Son distintas condiciones en las que el estado de tu piel puede verse alterado, dando lugar a una rojez. En estos casos concretos, las rojeces son puntuales y con el tiempo y un cuidado adecuado, desaparecen sin provocar problemáticas mayores. Si quieres saber más sobre pieles sensibles, clica aquí.

Y llegamos al punto clave, ¿cómo podemos ayudarte con las rojeces desde iMstant?

Pues, de la mano de nuestros activos encapsulados y de la cosmética personalizada, para que tengas un tratamiento cosmetológico a medida, ¡solo para ti!

Sí, lo has leído bien. Somos capaces de crear tu propio producto, exclusivo y único como tú, con los activos que tu piel necesita y a las concentraciones adecuadas.

Como has visto, en el caso de las rojeces, es importante que tu producto incluya activos que mitiguen o prevengan los procesos clave para su aparición. Es decir, procesos vasculares, antinflamatorios e irritantes.

Por eso los activos con efectos calmantes, son la clave. Como, por ejemplo:

  • Diosmina BioCaps™, potente calmante y antiirritante. También tiene actividad como antioxidante y previene el envejecimiento.
  • Tranexamic BioCaps™, conocido no solo por su capacidad despigmentante, sino por su efecto frente a la cuperosis y la rosácea demostrado en varios estudios científicos.
  • VitaB BioCaps™, además de ser seborregulador, hidratante y regenerador, tiene un efecto calmante para tu piel. Descubre más haciendo click aquí.
  • OligoHA BioCaps™, que no solo tiene propiedades como hidratante, reafirmante, de relleno y, por supuesto, preventivos del envejecimiento. Sino que también actúa como calmante para tu piel. Descubre más haciendo click aquí.
  • Resveratrol BioCaps™, destaca, además de por su actividad como antioxidante por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes de la piel. Descubre más haciendo click aquí

Activos como estos no te dejarán indiferente ni a ti, ni a tu piel. ¿No te parece un sueño hecho realidad?

Pues sí, ¡lo es! Y todo gracias a nuestro patentado sistema de encapsulamiento de activos en nanovesículas, con el que conseguimos que dichos activos:

  • Aumenten su nivel de penetración en tu piel.
  • Que sean más específicos, ya que actúan en el lugar concreto y óptimo de tu piel.
  • Y que tengan una mayor actividad, porque así conseguimos multiplicar sus efectos.

Si quieres saber más sobre nuestro sistema de encapsulación patentado iMstant BioCaps™ haz click aquí.

Y es que, simplemente, nos gusta escuchar todo lo que tu piel tiene que decirnos. ¿Te atreves a escucharla con nosotros? Let’s go!

Vale, necesito saberlo, ¿cómo podéis oír lo que dice mi piel?

Como en iMstant creemos firmemente en la importancia de darle a tu piel lo que realmente pide y necesita, hemos desarrollado una tecnología que nos permite escuchar todo lo que tenga que decirnos.

Se trata de iMstant Scan4D, la mejor aplicación de diagnóstico cosmetológico, que escanea tu piel, gratis, con un simple selfie. En menos de un minuto te mostramos qué problemas presenta tu piel (manchas, arrugas, rojeces, etc.), el daño acumulado y las imperfecciones en 4D. ¡Al detalle!

Y así, de forma sencilla para ti, escuchamos todo lo que tu piel tiene que decirnos y te proponemos un diagnóstico preciso y exclusivo, para ti, para tu piel.

Con esta opción, obtendrás un tratamiento muy específico y personal para tratar tu piel de forma integral, EXCLUSIVO para ti. ¡Tu propio cóctel de activos!

Pero, como dicen que en la variedad está el gusto, queremos que sepas que tienes otra opción. Se trata de Focus, una nueva modalidad en la que tú decides los problemas en los que quieres que se centre tu tratamiento.

Porque queremos que te sientas libre de elegir de qué forma quieres tu cosmético personalizado.

Resumiendo…

Las rojeces, son una problemática más frecuente en mujeres, que puede derivar en afecciones mayores si no se actúa de forma adecuada. Como has visto los factores externos e internos, pueden dar lugar es estas molestas y poco estéticas rojeces en tu rostro.

La buena noticia es que la cosmética personalizada puede ayudarte con activos que prevengan, mitiguen y calmen estas molestas imperfecciones de tu piel.

Así que, ahora que conoces los beneficios de activos encapsulados de iMstant, y de todo lo que la cosmética personalizada efectiva y segura te ofrece, tenemos dos preguntas:

¿Quieres hacer el test para escuchar qué necesita tu piel?

¿O quieres que nos centremos en un problema concreto con la opción Focus?

¡Nos encantará que nos lo cuentes en los comentarios!

Y si tienes dudas, ¡escríbenos! Nuestro equipo de expertos cosmetólogos te acompañará durante todo el proceso de diagnóstico si así lo deseas, a través de una consulta online.

¡Ah¡ Y un último recordatorio. En la segunda entrega de este artículo, te contamos con todo lujo de detalles qué factores desencadenan la aparición y el empeoramiento de las rojeces, así como los cuidados necesarios para que tu piel luzca perfecta. ¡No te lo pierdas!

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad

Compromiso de privacidad

Todo el proceso de diagnóstico cosmetológico es privado. Tu imagen y los datos introducidos no se guardarán salvo que te registres al final del proceso para crear un área privada donde almacenar y consultar los resultados. Para acceder al servicio debes ser mayor de 14 años. Más sobre política de privacidad

Continuar