El rojo en tu piel no está de moda. Mantén a raya las rojeces de tu rostro (Parte II)

¿Sabes por qué te sonrojas? Porque es la reacción de tu piel a una respuesta emocional intensa.

Se trata de un estímulo involuntario, en el que se produce la dilatación transitoria de los vasos sanguíneos presentes en tu piel.

En esos casos, no pasa nada, a parte de un poco de vergüenza, ese rojo te abandona en cuestión de minutos.

Pero ¿qué pasa cuando esa rojez se instala en tu rostro de forma más permanente? Apareciendo y desapareciendo a su antojo, o simplemente no abandonándote en ningún momento.

Cuando esto ocurre, si no se actúa, puede derivar en un problema mucho más grave para ti.

Así que tanto si esa rojez te abandona, como si no, sigue leyendo porque esto te interesa.

0 | 0 0 valoraciones
1110
El rojo en tu piel no está de moda. Mantén a raya las rojeces de tu rostro (Parte II)
Compartir:

Como has visto, de rojeces va la cosa. Así que, para entender por qué se producen y qué tipo de rojeces existen, es importante que conozcas tu piel más de cerca.

De todo esto, y más, hablamos en la primera parte de este artículo, así que si todavía no lo has leído, te lo dejamos aquí mismo.

Hoy queremos centrarnos en los distintos factores que pueden desencadenar esas molestas rojeces y para que puedas detectarlas y evitarlas. Además te mostraremos cómo pueden ayudarte los cosméticos y qué necesita tu piel de ellos.

Eso sí, de qué forma podemos ayudarte desde iMstant, lo descubrirás al final. Porque ya sabes que lo bueno se hace esperar.

Ahora dinos, ¿quieres dejar de lado esa rojez en tu rostro? Acompáñanos y devolvámosle a tu piel su tono más natural y auténtico.

¿Qué factores desencadenan las rojeces?

Protegerte a ti, es la función más importante que tiene tu piel. Pero para ello, y como ya sabes, está totalmente expuesta a distintos factores, tanto externos como internos.

En ocasiones, estos pueden alterarla, dando lugar a molestas rojeces, que principalmente se producen por la dilatación de los vasos sanguíneos.

Aunque, recuerda que existen otras condiciones por las que tu piel puede enrojecerse. Como por ejemplo su sensibilidad o reactividad, una irritación causada por una sustancia o por fricción, o algunas enfermedades de la piel.

Como esto ya lo comentamos en la primera parte de este artículo, será mejor que veamos las causas más comunes que pueden alterar su estado y, en consecuencia, desencadenar la aparición de esa rojez.

Estos son los factores externos más comunes:

  • El frío, el calor y los cambios bruscos de temperatura. Estos procesos en los que está involucrada la temperatura, hace que se produzcan contracciones y dilataciones de los vasos sanguíneos. Si estos cambios son bruscos o frecuentes, la elasticidad de los vasos se ve comprometida, dando lugar a rojeces.
  • El viento, la lluvia, el frío o el calor y, de nuevo, los cambios bruscos de temperatura, aceleran y favorecen la deshidratación de tu piel. Y como consecuencia su barrera protectora se ve debilitada.
  • El sol, las lámparas de rayos UVA y la contaminación, pueden agredir tu piel y afectar tanto a la microcirculación cutánea, como a su función barrera.
  • El tabaco y el alcohol, pueden ser una de las causas desencadenantes de problemas circulatorios.
  • Los golpes o pequeños traumatismos, también pueden dar lugar a rojeces, que obviamente son debidas a la lesión de algún vaso sanguíneo.
  • Productos con potencial irritante aplicados en la piel, que al entrar en contacto de forma puntual o prolongada pueden causar irritaciones (rojeces). Algunos ejemplos podrían ser productos del hogar o algunos cosméticos. Aunque en este aspecto, las características de tú piel también juegan un papel muy importante.
  • Las comidas y bebidas calientes, picantes o muy especiadas, favorecen la vasodilatación, debido al aumento de la temperatura corporal que se produce al ingerirlos.

Y estos son los factores internos más comunes:

  • El estrés, los nervios o las emociones intensas, son situaciones en las que al aumentar el ritmo cardíaco, se pueden dilatar los vasos sanguíneos.
  • Alteraciones de tipo hormonal, como por ejemplo el embarazo, la menstruación o la menopausia, pueden ser la causa de su aparición.
  • Algunas enfermedades como la hipertensión, diabetes o problemas hepáticos, pueden dar lugar a la aparición de rojeces.
  • Y como no, la genética también tiene algo que ver en la aparición de esas molestas rojeces.

En estos listados se muestran las causas más habituales, pero son muchos los factores que pueden afectar y producir el enrojecimiento de tu piel.

Debes saber que no es solo una característica de las pieles sensibles y reactivas, sino que cualquier tipo de piel puede sufrir este tipo de alteraciones.

Por eso es tan importante identificar cuáles son las situaciones o factores que más te afectan. Y en casos persistentes o graves, es importante acudir al dermatólogo. Éste podrá dar un diagnóstico adecuado, y en caso necesario aplicar el pertinente tratamiento médico (medicamentos, antibióticos, técnicas láser…).

Ahora, una vez identificados los factores desencadenantes, ¿vemos de qué forma pueden ayudarte los cosméticos? ¿Qué características deberían tener?

Como ya has visto, es importante saber que, si no se actúa a tiempo con las rojeces, éstas pueden ir empeorando con el tiempo. Y para evitarlo, los cosméticos pueden ser tus aliados.

Eso sí, recuerda que la cosmética ayuda a prevenir o a mejorar su aspecto, pero nunca a curar una patología.

Ahora, anota estas recomendaciones para poder prevenir o mitigar las rojeces:

  • Los cosméticos deben contener activos calmantes e hidratantes.
  • Las formulaciones deben incluir  ingredientes suaves y delicados con la piel.
  • La protección solar es importante para evitar que el sol pueda empeorar o favorecer la aparición de rojeces.
  • Nunca subestimes la gran ayuda que te brinda el maquillaje para disimularlas.
  • Y por último, es recomendable evitar que contengan perfumes o aceites esenciales, ya que estos ingredientes son más propensos a causar irritaciones, alergias y fotosensibilidad.

Así que, como dice el dicho, más vale prevenir que curar, y por ese motivo nuestros productos pueden convertirse en tu gran aliado protector.

Para que puedas decir de una vez por todas: bye, bye rojeces.

Sigue, porque te vamos a contar cómo podemos ayudarte desde iMstant.

Y efectivamente, llegamos al punto clave. ¿Cómo podemos ayudarte con estas rojeces?

Pues, de la mano de nuestros activos encapsulados y de la cosmética personalizada, para que tengas un tratamiento cosmetológico a medida, ¡solo para ti!

Sí, lo has leído bien. Somos capaces de crear tu propio producto, exclusivo y único como tú, con los activos que tu piel necesita y a las concentraciones adecuadas.

Como has visto, en el caso de las rojeces, es importante que tu producto incluya activos que mitiguen o prevengan los procesos clave para su aparición.

Por eso los activos con efectos calmantes e hidratantes, son la clave. Como, por ejemplo:

  • Diosmina BioCaps®, potente calmante y antiirritante. También tiene actividad como antioxidante y previene el envejecimiento.
  • Tranexamic BioCaps®, conocido no solo por su capacidad despigmentante, sino por su efecto frente a la cuperosis y la rosácea demostrado en varios estudios científicos.
  • VitaB BioCaps®, además de ser seborregulador, hidratante y regenerador, tiene un efecto calmante para tu piel. Descubre más haciendo click aquí.
  • OligoHA BioCaps®, que no solo tiene propiedades como hidratante, reafirmante, de relleno y, por supuesto, preventivos del envejecimiento. Sino que también actúa como calmante para tu piel. Descubre más haciendo click aquí.
  • Resveratrol BioCaps®, destaca, además de por su actividad como antioxidante por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes de la piel. Descubre más haciendo click aquí

Activos como estos no te dejarán indiferente ni a ti, ni a tu piel. ¿No te parece un sueño hecho realidad?

Pues sí, ¡lo es! Y todo gracias a nuestro patentado sistema de encapsulamiento de activos en nanovesículas, con el que conseguimos que dichos activos:

  • Aumenten su nivel de penetración en tu piel.
  • Que sean más específicos, ya que actúan en el lugar concreto y óptimo de tu piel.
  • Y que tengan una mayor actividad, porque así conseguimos multiplicar sus efectos.

Si quieres saber más sobre nuestro sistema de encapsulación patentado iMstant BioCaps™ haz click aquí.

Y es que, simplemente, nos gusta escuchar todo lo que tu piel tiene que decirnos. ¿Te atreves a escucharla con nosotros? Let’s go!

Vale, necesito saberlo, ¿cómo podéis oír lo que dice mi piel?

Como en iMstant creemos firmemente en la importancia de darle a tu piel lo que realmente pide y necesita, hemos desarrollado una tecnología que nos permite escuchar todo lo que tenga que decirnos.

Se trata de iMstant Scan4D, la mejor aplicación de diagnóstico cosmetológico, que escanea tu piel, gratis, con un simple selfie. En menos de un minuto te mostramos qué problemas presenta tu piel (manchas, arrugas, rojeces, etc.), el daño acumulado y las imperfecciones en 4D. ¡Al detalle!

Y así, de forma sencilla para ti, escuchamos todo lo que tu piel tiene que decirnos y te proponemos un diagnóstico preciso y exclusivo, para ti, para tu piel.

Con esta opción, obtendrás un tratamiento muy específico y personal para tratar tu piel de forma integral, EXCLUSIVO para ti. ¡Tu propio cóctel de activos!

Pero, como dicen que en la variedad está el gusto, queremos que sepas que tienes otra opción. Se trata de Focus, una nueva modalidad en la que tú decides los problemas en los que quieres que se centre tu tratamiento.

Porque queremos que te sientas libre de elegir de qué forma quieres tu cosmético personalizado.

Resumiendo…

Las rojeces, son una problemática más frecuente en mujeres, que puede derivar en afecciones mayores si no se actúa de forma adecuada. Hoy has podido ver qué factores son los más comunes en la aparición de las poco estéticas rojeces en tu rostro.

La buena noticia es que la cosmética personalizada puede ayudarte con activos que prevengan, mitiguen y calmen estas molestas imperfecciones de tu piel.

Así que, ahora que conoces los beneficios de activos encapsulados de iMstant, y de todo lo que la cosmética personalizada efectiva y segura te ofrece, tenemos dos preguntas:

¿Quieres hacer el test para escuchar qué necesita tu piel?

¿O quieres que nos centremos en un problema concreto con la opción Focus? ¡Nos encantará que nos lo cuentes en los comentarios!

Y si tienes dudas, ¡escríbenos! Nuestro equipo de expertos cosmetólogos te acompañará durante todo el proceso de diagnóstico si así lo deseas, a través de una consulta online.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad

Compromiso de privacidad

Todo el proceso de diagnóstico cosmetológico es privado. Tu imagen y los datos introducidos no se guardarán salvo que te registres al final del proceso para crear un área privada donde almacenar y consultar los resultados. Para acceder al servicio debes ser mayor de 14 años. Más sobre política de privacidad

Continuar